Mitología egipcia: Anubis

Anubis

Dentro de la mitología egipcia, uno de los dioses que posee una mayor relevancia es Anubis. Este tiene diversas funciones, al igual que diversos mitos, que estaremos contentos de compartir contigo si decides seguir leyendo.

Descubre cuáles son las versiones populares respecto a su nacimiento, sus oficios, su apariencia, y sus progenitores.

¿Sabes quién es Anubis?

Entre los dioses egipcios podría decirse que Anubis es uno de los más antiguos, este tiene como su régimen al inframundo. Pero también es común que se oiga hablar de él bajo el pseudónimo de “señor de la Necrópolis” en algunos apartados específicos.

Dentro de la mitología egipcia está especificado que Anubis es hijo de Seth y Neftis. La tarea principal que cumplía era de guía de aquellos que morían, pues este se encargaba de conducirlos de manera correcta hasta lo que se conocía como “el otro mundo” o hasta la llamada “Duat”.

Iconografía de Anubis

Es común encontrarnos con la imagen de Anubis de manera casual y ni siquiera poder reconocer que estamos ante él, por el simple hecho que puede mostrarse de diferentes maneras. En algunas será el plano principal, y en otras simplemente complementará el entorno en el que se encuentra.

En cuanto a la representación de Anubis, este se conoce como un hombre que posee una cabeza de cánido, también se puede apreciar como una especie de chacal (o perro egipcio) de color negro que se debe a la putrefacción de los cuerpos y, a su vez, a la tierra fértil. Lo que lo hace un símbolo de la resurrección.

En algunas ocasiones también se le puede ver haciéndole compañía a Isis en forma de un cánido. Todo el tema del chacal puede deberse a que este se pensaba que tenía como costumbre el desenterrar a los muertos de las tumbas en busca de alimentos.

Lo que si puede darse con seguridad es que Anubis tenía el pelaje negro, que lo diferenciaba de todos los otros chacales en el Antiguo Egipto, puesto que estos tenían pelo rojizo. Por lo que podemos afirmar que siempre logró destacarse entre los otros.

Anubis, dios egipcio del inframundo

Inicialmente se le conoció como el dios de los muertos, pero este sufrió una relevación de primer a segundo plano en el momento que Osiris, el culto, decidió otorgarle el rol por el que es conocido hoy en día que ejecutaría de una vez en el más allá.

Se han realizado distintos trabajos históricos y se ha podido evidenciar que este es, quizá, uno de los dioses más antiguos que pudieron habitar en el panteón egipcio. Todo esto gracias a que se pudieron identificar sus paletas predinásticas, y estas nos llevan directamente, e indudablemente, hasta Nagada.

Si nos toca resumir cuáles eran las tareas que cumplía Anubis no podemos nombrar más allá de la principal, y es que era el encargado principal de guiar a las personas que fallecían dentro del curioso “Más Allá”. Aunque este también era normal que presidiera de cada una de sus tumbas.

De igual manera, el mismo tenía algunos intereses que se salían un poco de las funciones por las que fue nombrado. Y es que Anubis se encontraba interesado en ser un “abridor de caminos”. Ayudando no sólo a los muertos a llegar a su destino, si no también a los vivos.

Otro hecho, por el cual también comenzó a ganar mucha fama de vuelta en sus días, es por la acción de cuidar. Pues este se creía que era el dios protector de los sacerdotes embalsamadores, quienes eran las personas que se encargaban de embalsamar a los fallecidos.

Pero todo esto tuvo que haber tenido algún inicio, el nombre no pudo haber llegado solamente porque sí. Y es que, dentro de la historia, una parte de ella nos relata como Anubis le tendió una mano a Isis cuando este necesitó embalsamar a Osiris. Por lo que se tomaba como el encargado de embalsamar a los dioses.

Recordemos que, para el solsticio de verano, e invierno, existen dioses a los que se les atribuye como una personificación. En este caso es Upaut quien se encarga de representar al invierno, quedando Anubis, quien es entonces la personificación de este evento en verano.

El mito en torno al nacimiento de Anubis

Existen algunas tradiciones que se tomaban el atrevimiento de considerar a Anubis como hijo de Osiris y Neftis. Contaba la leyenda que el mismo la dejó embaraza durante una noche de borrachera pensando que era su hermana. Una situación alarmante.

Pero el relato más común respecto al nacimiento de Anubis tiene que ver con él siendo la bendición que se produjo en la unión de Neftis y Seth. Se presume que, cuando supo de su existencia, su padre lo quiso matar. Fue entregado a Neftis, por parte de Isis, para salvar su vida. Sería entonces quien lo criaría como suyo.

En este mito es donde comienza a relacionarse con los cementerios, porque se presume que Seth se encargó de matar a Osiris y fue Anubis quien ayudó a Isis para que pudiese traerlo de nuevo a la vida. Todo está conectado.

¿Anubis tuvo hijos?

Siempre ha existido una gran discrepancia al saber con certeza si este dios tuvo o no progenitores, aún no se sabe por qué la información tiende a variar tanto, pero te presentaremos los dos casos que se manejan con mayor popularidad dentro del mundo que se conoce hoy en día.

Si se les pregunta a los primeros textos religiosos entonces nos encontraremos con la respuesta de que los progenitores que se le conocen no le fueron asignados. Aún no se sabe el hecho de por qué se llegó a la conclusión de no colocarlos en ellos.

Sin embargo, los hijos de Anubis comienzan a aparecer en los Textos de las Pirámides. Tiene una hija, la cual lleva por nombre Qebehuat, y es conocida como la diosa que se encarga de purificar a aquellas personas que han dejado el plano de los vivos. Una tarea algo dignificante.