Las ninfas

Mitología: las ninfas

Si observamos algún retrato, o escultura, de cualquier dios en la mitología de seguro lo hallaremos rodeado de hermosas mujeres se encuentran semi-desnudas. Estas son conocidas como las ninfas.

Las mismas de las que hablaremos en este artículo, explicaremos su belleza, sus poderes, y también su capacidad de neutralizar al enemigo.

¿Qué son las ninfas?

Existen diversas leyendas donde las ninfas gozaron de mucha importancia. Comúnmente, las encontramos en ellas cumpliendo el papel de esposas de algún semi-dios, o héroe. Esto se debe a que, en la mayoría de los casos, se da con su intervención en los mitos amorosos.

Las mismas pueden ser descritas como seres mágicos que provienen de las fuerzas de la naturaleza. Aunque pueda sonar complejo, su creación es muy sencilla. La esencia natural ninfa crea un cuerpo y termina por habitarlo. Entre lo que más resalta de ellas, es que poseen un lenguaje musical propio.

Las ninfas en la mitología griega

Las ninfas eran consideradas divinidades secundarias en la mitología griega, a estas se les tenía permitido el hacerles plegarias, como también el personificarlas en las actividades creativas y que alentaban a l naturaleza. Su aspecto, joven y encantador, era relacionado, por parte de los humanos, con lugares y objetos en concreto.

Lo más típico era que se les asociase con un lugar natural, como era el caso de los ríos, los manantiales, los pozos, las montañas, los bosques, y, también, los árboles. En la época homérica se creía que Zeus era su padre.

La mayoría de ellas eran benevolentes, tenían la capacidad de garantizar la prosperidad de un entorno, como también la fertilidad. Pero el trato que estas exigían era muy cuidadoso. En algunos casos se les podría tildar como caprichosas, aunque esto no frenaba el hecho de que llegaban a seducir y enloquecer a los mortales.

Las ninfas nunca envejecían, al igual que ninguna enfermedad podía afectarlas. También eran famosas por tener la capacidad de engendrar por completo a un dios. Aunque esto no quiere decir que fuesen consideradas como inmortales, de hecho, distintas cosas podían causar la muerte de una.

Se sabe que, para Homero, estas sí eran inmortales, y se les rendía culto como a cualquier otra figura, incluyendo los sacrificios. Pero la adoración que se podía tener a ellas era limitada. Se puede encerrar a todos aquellos que le rendían culto en una sola localidad, no era una práctica extendida.

Aunque a las ninfas no les era atribuida la inmortalidad como tal, se mantenía la creencia de que eran capaces de vivir miles de años. Hesidio llegó a fijar el tiempo de vida de estas a unos 9720 años, lo que es mucho mayor que otras criaturas para el momento.

En los monumentos antiguos es normal ver a las ninfas casi desnudas, pero la realidad es que, si un hombre llegaba a observar a una de esta manera, se cometía una gran desgracia, la misma que llegaba a castigarse con penalidades tan severas como es la muerte misma.

Características de las ninfas

Entre las principales características de las ninfas se puede resaltar el odio que estas poseían por el mal y la fealdad. Es por esto que siempre buscaban habitar el cuerpo de una mujer atractiva, como también muy encantadora en muchos otros aspectos. Algo irresistible para los hombres.

De igual manera, son recordadas aún hoy en día por la inteligencia que poseían, no sólo llegaban a evaluar las situaciones de manera rápida, si no que usaban su ingenio para actuar. Se presume que es esta capacidad la que las lleva a no ser inmortales, pero poder vivir por mucho tiempo.

Las ninfas son capaces de transmitir un sentimiento relajante y de seguridad, cualquier animal que se encuentre a su alrededor siempre querrá ser acariciado por una de estas. Se cree que dos enemigos pueden estar frente a frente y no notarse por el hecho de presenciar a estos seres.

De igual manera, unos seres tan caprichosos, hermosos y encantadores, no pueden ser encontrados en cualquier sitio. Estas sólo habitan aquellos lugares que consideran hermosos, es por eso que era común encontrarlas en los palacios de hielo, las grutas oceánicas, los arroyos cristalinos, los lagos, entre otros paraderos asombrosos de los bosques.

¿Cómo es el temperamento de las ninfas?

El temperamento de las ninfas suele variar, no son conocida por ser unos seres agresivos. En la mayoría de los casos se pueden encontrar huyendo de aquellas situaciones o escenarios que supongan algún tipo de peligro para ellas o su entorno.

De igual manera, no es como que muchos otros seres quisieran vivir un real enfrentamiento contra una ninfa. Quizá esto se debe a que, por sólo el hecho de contemplarlas, podría producirle a cualquiera una ceguera irreversible a causa de su pureza y su belleza. Un arma de doble filo.

Las ninfas son seres protectores

Por ser seres mágicos que se originaban de la naturaleza se les ha atribuido la responsabilidad de proteger los bosques, los océanos, los ríos y, también, los lagos. Entre algunos de sus místicos poderes está el de la curación para los animales que han sido heridos.

Pero no sólo esto, si no que tienen la capacidad de reparar los árboles que se han roto, o las flores que han sido destruidas. Tienen la capacidad de conocer bien cómo manejar su entorno por el hecho de que viven por largas generaciones en él. Pueden armar lugares secretos.

Decenas de historias son las que se pueden encontrar respecto a estos seres

Cuando se piensa en que se quiere conocer el mito de las ninfas se debe tener presente que estas se encuentran como un personaje activo en las leyendas de muchos héroes y criaturas, por lo que es imposible saberlo todo.

Ten en cuenta que, si estás buscando alguno en específico, tendrás que al menos saber un poco acerca de lo que esto generó. De otra manera, deberás leer mucho para dar con la historia que realmente te interesa. Y muchas de ellas pueden ser extensas.