eros y psique

Eros, dios del amor

Mitología griega: Eros

¿Has escuchado alguna vez hablar de Eros?, puede que no lo reconozcas por este nombre. En la cultura popular se refiere a él como “cupido”. Un infante alado que se encarga de enamorar a los mortales. O al menos eso dicen.

Sigue leyendo para que conozcas su historia en la mitología griega.

¿Quién era Eros?

Si nos avocamos a lo que nos cuenta la mitología griega, podemos describir a Eros como el dios primordial que se hacía responsable de la atracción sexual, pero también del amor y del sexo. En ocasiones, también era venerado como un dios de la fertilidad.

En cuanto a su procedencia, existen algunas discrepancias. Unos cuantos mitos nos cuentan como este fue el resultado de Afrodita y Ares, pero también se cree que fue concebido por Poros, representando la abundancia, y Pena, representando la pobreza, justamente cuando Afrodita estaba celebrando su cumpleaños. La segunda teoría es relatada por Platón.

Lo que se da a entender con Eros es que existe una metáfora donde se busca explicar cuáles son los diferentes aspectos del amor. Sin duda alguna existe amor en la fertilidad, el más puro y natural. Pero no se puede negar que la atracción sexual y el sexo también involucran un poco de él.

Nacimiento de Eros

Ya te hemos explicado como en la mitología griega se manejan dos versiones de cómo fue la concepción de Eros. En el primer caso se trata de una deidad primordial, la misma puede encarnar en el amor erótico, pero también en el impulso creativo que florece en la naturaleza.

También se tiene en mente que esta encarna en la luz primigenia, la cual tiene una gran importancia en la historia de la mitología. Pues, es de esta de donde se da la creación y el orden de cada una de las cosas que pueden encontrarse en el cosmos.

  • Si tenemos en cuenta Hesíodo, se puede afirmar que Eros surge luego del Caos primordial a la par de Gea, la Tierra, el Inframundo y el Tártaro.
  • Si le prestamos un poco de atención a Aristófanes, el brote de Eros se dio a raíz de un huevo que se colocó por Nix (la noche), como resultado de la concepción con la Érebo (la oscuridad).
  • Luego de las dos versiones que te hemos otorgado anteriormente acerca del nacimiento de Eros, se da en la que resulta hijo de la unión de Afrodita y Ares. Al igual que la de Poros y Penia, e, incluso, algunas veces hablan de Iris y Céfiro.

Lo que siempre se tiene en cuenta es que Eros sirvió como un ayudante a Afrodita, su encargo era el de dirigir la fuerza primordial del amor directamente hacia los mortales. Anteros, el amor correspondido, e Hímero, el deseo sexual, eran sus hermanos en algunas versiones.

eros

¿Adoración a Eros?

En la Grecia más antigua no se hacía muy común que se diera la adoración a Eros. Lo que sí es un hecho es que, un poco después, esta práctica era extendida sorprendentemente.

Un culto a la fertilidad en Tespia se encargaron de adorarlo de manera ferviente, por lo que tuvo un papel de gran importancia en los misterios eleusinos. Otro culto muy popular, y el cual compartió con Afrodita, se dio en Atenas, donde su consagración se llevaba a cabo el día 04 de cada mes.

Presencia de Eros en el arte

Eros en el arte es presentado como un infante joven que posee unas hermosas alas, a su vez carga un arco con un carcaj donde guarda flechas de dos clases distintas. Unas de ellas son de color dorado y poseen plumas de paloma, son las encargadas de causar un “amor a primera vista”. Las otras, siendo de plomo y con plumas de búho, son causantes de la indiferencia.

Safo, un reconocido poeta, le dio la definición de un ser “agridulce” que tiene a ser “cruel” con aquellos que resultan sus víctimas. Pero lo que sí se sabe es que era un ser sin escrúpulos, que rallaba en lo pícaro y lo carismático.

Algunos mitos y relatos de Eros

Apolo y Dafne

Las habilidades como arquero de Eros fueron mofadas por parte de Apolo, lo que causó un gran enfado de su parte. Este hizo que el mofador cayese enamorado de la hija de Ladón, Dafne, quien terminó por rechazarlo.

Dafne, desesperada por encontrar una salida, tuvo que rezarle al dios río Peneo para que este pudiese echarle una mano. Fue entonces como terminó transformada en un árbol de laurel, el que terminó por consagrarse a Apolo.

Psique

Esta historia no tiene más que a Eros y la princesa Psique como protagonistas, puesto que se dio una lucha entre amor y confianza con ellos dos. Afrodita, celosa de que la mortal era realmente hermosa, le pidió a Eros que la hiciese enamorarse del mortal más feo. Aunque accedió, este terminó cayendo en un profundo amor por ella.

Los padres, nerviosos que su hija fuese soltera por siempre, acudieron a un oráculo que terminó siendo preparado por Eros para que les dijese que su hija no estaba destinada a unirse a ningún mortal, si no a un ser que yacía a la cima de una montaña. El cual era temido hasta por los dioses.

Aunque todo fue un engaño por parte de Eros, Psique afrontó su destino y fue entonces como empezó a verse cada noche con el alado para tener sexo. Con la condición de que esta nunca encendiera una lámpara, pues se encontraban en una cueva oscura.

eros y psique

Las hermanas de Psique, quienes estaban celosas de la fortuna de su hermana, la convencieron de que su amante era un monstruo, y que esta debía clavarle una daga en el pecho. Ella, temerosa, lo intentó. Al encender la luz reconoció a Eros, dejó caer su daga, y este huyó con el corazón destrozado afirmando que donde no existe la confianza no puede haber el amor.

Es una historia donde se cometieron muchas faltas, se llevaron a cabo muchos pactos, y distintas deidades se involucraron con sus propios intereses.