Calisto, una mujer que fue estrellas

Mitología griega: Calisto

Dentro de la mitología griega existen muchos mitos y leyendas que son interesantes compartir. Pero, existe uno en particular que terminó por darnos una constelación de estrellas en el cielo. La Osa Mayor.

Sigue leyendo para que sepas como Calisto, una hermosa mujer, terminó siendo un grupo de estrellas.

¿Quién era Calisto?

Calisto fue una dama que se santificó para la diosa Artemisa, eso quiere decir que estaba obligada a vivir en el bosque, y cumplir con el voto de purea, para poder quedar acompañando a la diosa en la interminable caza de la luz de la luna.

Calisto fue una mujer que cayó en un engaño cruel, pero motivado por el amor. Y esto terminó por cobrarle la vida por parte de aquellas personas en las que llegó a colocar su confianza, y también su obediencia, de una manera ferviente. Podría decirse que fue víctima de una trampa.

Era una mujer hermosa, con una piel tan blanca como la de una perla, y un cabello rojizo que muchas veces echaba destellos amarillentos. Sabía cuándo debía hablar, o cuándo tenía que callar. Y era tan sumisa que nunca se esperó resultar víctima de un castigo mortal por parte de los dioses.

¿Conoces el mito de Calisto?

El mito de Calisto tiene origen arcadio. Existen diferentes versiones, entre ellas está en donde es identificado con una musa del bosque, como también se cuenta que es la hija que tuvo Nicteo o del rey Licaón. Cada quien cree a su manera.

La manera en la que fue consagrada Calisto resultó en la diosa Artemisa (que es lo mismo decir que la diosa de la caza). Esto nos quiere decir que era virgen, y su única actividad era la de cazar en el bosque bajo la compañía de algunas de sus iguales.

Cuentan que, en el momento que la vio, Zeus quedó profundamente enamorado de Calisto. Pero era consciente que sólo lo esperaba enfrentarse al rechazo. Como en su forma habitual no podría si quiera acercársele un poco, este dios terminó por adoptar la forma de Artemisa, para así poder poseerla.

Existen otras versiones que se cuentan de estos mismos hechos que señalan que no fue la forma de Artemisa, si no la de Apolo aquella que decidió tomar Zeus. Este era un dios arcadio, y estaba emparentado con Artemisa por ser su hermano. En cualquiera de las dos versiones se tiene como fruto a Árcade de la unión de ambos personajes.

En el momento que Calisto se dio cuenta que estaba embarazada lo primero que hizo fue intentar esconder su estado, idea que le funcionó hasta que fue a bañarse a una fuente por ocurrencias de Artemisa. Cuando esta se desnudó, era evidente que llevaba a un ser en su vientre.

Como era de esperarse, todos señalaron a que existía una grave falta por parte de Artemisa, esta tuvo un nivel de indignación tal que terminó por castigar a Calisto expulsándola de su grupo de amigas, y cambiando su forma a la de una osa.

Calisto, interpretación de su cambio de figura

Calisto cambió a una osa, y esto comenzó a interpretarse de diversas maneras. Existen autores que creen que Hera, esposa de Zeus, sentía muchos celos y fue esta quien le pidió a Artemisa que cometiera dicha acción como manera de castigarla.

De igual manera, otros autores relatan los mismos hechos respecto al cambio que ocurrió desde un punto de vista un poco diferente. Zeus estaba al tanto de la gran ira que poseía Hera a raíz de sus celos por Calisto, y fue el mismo quien, en un intento de protegerla, decidió cambiar su forma.

Como sea que se quiera aceptar el curso de los hechos, Hera terminó por descubrir el cambio de forma de Calisto, por lo que le ordenó a Artemisa que la asesinara con un flechazo. Autores también firman que esta segunda quien dio con la iniciativa, puesto a su enojo por la pérdida de la virginidad.

La flecha fue efectiva, fue un ataque mortal, Calisto murió asesinada por Artemisa. Zeus, quien quería resarcir a la joven, no sólo porque era hermosa si no porque se había terminado enamorando de esta, decidió convertirla en una constelación y bendecirla bajo el nombre de la Osa Mayor.

Pero las discrepancias en esta historia no acaban aquí, puesto que se cree que Calisto tuvo otro hijo, y esto es algo que otros autores afirman fervientemente. Según se piensa que este fue el dios Pan, que es el hermano de Arcade.

Pintura de Diana y Calisto

Existe una escena de folclore griego que es conocida como Diana y Calisto, se maneja en términos generales como un tema estético que sirve para la pintura legendaria de los tiempos del Renacimiento, el Barroco, el Manierismo, entre algunos otros que se pueden nombrar.

Este fue pintado por Tiziano y Rubens, esta fue la pintura que comenzó a permitirle a otros pintores que comenzaran a manejar lo que es el esplendor de su técnica en la representación de cuerpos desnudos, y escenas donde son presentados diversos estados mentales que sólo basta para poder comprender.

Usó como fuente principal Ovidio (Metamorfosis), con la intención de reflejar esa conexión engañosa que existe entre la diosa Artemisa (que se conoce bajo el nombre de Diana en la mitología romana) y, quien era su dama, Calisto. Pero la visión nos lleva a un punto mucho más conflictivo de lo usual.

Para su retrato fue ideal tener claro el minuto donde Diana descubre que Calisto resultó embarazada de Zeus. Recordando que esta era su dama. Lo más indignante para ella fue entender cómo este se atrevió a tomar su forma para poder tener un encuentro amoroso con Calisto.

Para esta pintura se tiene a Calisto como una víctima de los caprichos de los dioses. Remarcando que no es la única víctima, puesto que existen muchas más que han sufrido también por los deseos incumplidos, o irrespetados, de estos seres que llegan a ser extremadamente vengativos cuando se lo proponen.